El guaraní no es inferior al castellano”, recalca académico

lunes, 13 de junio de 2022

El guaraní no es inferior al castellano”, recalca académico

El presidente de la Academia de la Lengua Guaraní, Carlos Ferreira, explicó que se perdió ese sentido de vergüenza en relación al guaraní, porque se entendió que ninguna lengua minimiza a la otra y todas son herramientas de comunicación. “Van cayendo ciertos mitos sobre la creencia de que el guaraní es un idioma que solo hablan los ignorantes, o los pobres. El guaraní no es inferior al castellano”, indicó en el programa Educación 360 de Paraguay Tv.

Ferreira, calificó al Paraguay como un país privilegiado al tener dos lenguas oficiales y agregando las culturas de las 19 etnias asegura que contamos con una gran riqueza lingüística. “Cuando entran en contacto o conviven dos o más lenguas se produce el jehe’a, jopara o el mbaipy”, ejemplifica apasionado.

A criterio del profesor se ha avanzado muchísimo en la implementación del guaraní como lengua oficial en el sistema educativo. Al respecto, detalló que “en el 2015 se lanzó el alfabeto oficial del guaraní, en el 2016 se reglamenta de cómo se va a utilizar, en el 2018 se lanzó la gramática guaraní, en el 2019 el diccionario monolingüe guaraní que luego tuvo una reedición en el 2020, y en abril de este año se lanzó el material de orientaciones básicas para la escritura de la lengua guaraní”, es decir, en poco tiempo se dieron grandes pasos.

Según el académico se debe tener en cuenta tres elementos fundamentales para apuntar a reforzar la implementación efectiva del guaraní en las escuelas: cambiar la malla curricular, preparar textos para la cultura guaraní paraguaya y no textos traducidos de otras culturas, y por último la capacitación de los docentes.

En otro momento, Ferreira señaló que el guaraní es el idioma hablado con mayor frecuencia en los hogares paraguayos: el 38,6% es monolingüe guaraní, mientras que el 29,6% es monolingüe castellano. En tanto, el 88% de la población paraguaya es bilingüe, manejando igualmente el castellano y el guaraní “un bilingüismo subordinado que comprende, entiende, pero no puede reproducir”.

Mencionó, además, que “el guaraní no es una lengua nueva, es una lengua que usamos en la cotidianeidad y es una más”. En ese sentido, explicó que lo importante es hacer de lo complejo algo sencillo y de esa manera la lengua guaraní se puede utilizar como una herramienta de comunicación normal en aula y fuera de ella.

Compartir